CÓMO SE CREA BLANCHER

La vendimia se inicia a mediados de Agosto y termina a finales de Septiembre. La uva se coge cuando se halla en su punto óptimo de maduración y después de una previa selección en el mismo viñedo, solo llegarán a la bodega las que se encuentren en perfecto estado. El transporte se realiza en remolques de acero inoxidable de poca capacidad, para no estropear la calidad de la uva.

El prensado se realiza con prensas neumáticas, a poca presión para no dañar la uva y así obtener un mejor mosto flor y de alta calidad, ideal para elaborar excelentes vinos y cavas. El mosto fermentará en depósitos de acero inoxidable con una capacidad máxima de 15.000 ls, y a una temperatura de 16 Cº, (fermentación controlada).

A finales de año empezamos a realizar los primeros “cupatges” (mezcla de diferentes tipos de vino), para lograr una línea de sabor y calidad fiel a la esencia artesanal que ha caracterizado los vinos y cavas de Blancher en estos últimos años.

Conseguidos los “cupatges”, se les añadirá azúcar y levaduras, luego procederemos a embotellar el vino para que efectúe una segunda fermentación dentro de nuestras cavas, situadas a 16 metros de profundidad y entre 16 y 19 grados de temperatura, ideal para este tipo de fermentación. Como norma el embotellado se realiza entre los meses de Febrero y Marzo, que es cuando consideramos que nuestros vinos han conseguido el punto óptimo para elaborar un excelente cava.